Samsung Galaxy Gear S3, accesible

JChacon, Miércoles, 1 Febrero, 2017 - 17:15

La empresa Samsung es mundialmente conocida por la producción de electrodomésticos, dispositivos móviles y componentes para otros fabricantes. Esta multinacional coreana también está siendo conocida por apostar por la accesibilidad, llegando a superar el compromiso de otros fabricantes como Google al crear herramientas y productos de accesibilidad mejorados a partir de otros ya existentes como es el caso de Galaxy Talkback, el lector de pantallas para los dispositivos móviles de Samsung con sistema operativo Android.

Samsung también apuesta por la accesibilidad para todas sus plataformas, incluida la de sus wearables como es el caso de su último reloj inteligente, el Galaxy Gear S3.

El Gear S3 utiliza como sistema operativo Tizen que ha sido empoderado por Samsung y se están viendo ahora los frutos de ese esfuerzo por la empresa de mejorar este sistema operativo que, en un principio, carecía de cualquier característica de accesibilidad.

Elementos de accesibilidad en Gear S3

Dentro de los ajustes del reloj encontramos el apartado de accesibilidad. Allí hay dos secciones principales: visión y audición.

Para las personas con discapacidad visual existen los siguientes servicios de accesibilidad: lector de pantallas, zoom, inversión de color y color en escala de grises. Además, se ha incluido la característica de pantalla oscura para que personas ciegas puedan utilizar su reloj de forma discreta.

Para las personas con discapacidad auditiva encontramos las características de audio mono y de apagado de sonidos.

Además dentro del apartado de ajustes de accesibilidad el usuario puede activar el atajo rápido de activación y desactivación de la accesibilidad pudiendo activar o desactivar el lector de pantallas, por ejemplo, pulsando tres veces con dos dedos en la pantalla.

Un primer paso en Tizen y una primera oportunidad para mejorar

Aunque el lector de pantallas y la función de zoom funcionan bastante bien debemos tener en cuenta que este es el primer paso en accesibilidad para Tizen, por lo que hay varias cosas que mejorar y varias cosas que incluir.

Uno de los principales problemas es la inexistencia de accesibilidad desde la caja. Tanto el atajo de activación de accesibilidad como todas las herramientas de accesibilidad vienen por defecto desactivados, por lo que una persona con discapacidad necesitará una ayuda inicial para poder usar su dispositivo de forma autónoma.

El uso de los elementos físicos del reloj por parte del lector de pantallas u otras herramientas de accesibilidad es mínimo perdiendo la oportunidad de crear mecanismos de interfaz mejorados para personas con discapacidad. Por ejemplo, los usuarios de lectores de pantalla en lugar de mover el dedo por la pantalla táctil para escribir algo podrían usar la rueda giratoria, que es un elemento físico con marcas hápticas claras para una persona ciega.

Se rompió el monopolio

Con el esfuerzo de Samsung en este reloj también se ha de reconocer un beneficio muy claro para las personas con discapacidad: este colectivo cuenta ahora con una alternativa al Apple Watch. Y es una estupenda alternativa, ya que el Samsung Gear S3, además de incluir características de accesibilidad, es un buen reloj inteligente con otras muchas funciones que lo convierten en un wearable ideal para muchos usos y situaciones.

Las personas somos diversas y los gustos y necesidades son diversos. Es necesario también que haya diversidad en la oferta tecnológica disponible para todos y gracias a Samsung la oferta en relojes inteligentes para personas con discapacidad se amplía de forma muy apropiada.

Jonathan Chacón es un experto en tecnología accesible, colaborador habitual de Amóvil y autor del blog Programar a Ciegas, donde se publicó originalmente este post.

Valoración:
Sin votos (todavía)

Deja tu comentario:

Inicie sesión o regístrese para comentar